sábado, 17 de junio de 2017

DEGRADADO + MATE | Colaboración con BPS.

¡Hola chicas!



Hoy os voy a enseñar una manicura que me hacía mucha ilusión subir. Es con un producto que a mi desde SIEMPRE me ha encantado. 


No os hago más esperar y os enseño la manicura:


Os cuento un poquito más.  Es una manicura que costa de un degradado + estampación + top coat mate.  


El degradado lo hice usando base blanca. En instagram enseñé mi blanco favorito.  Después, hice el degradado (coral - fucsia - morado) . AQUÍ pongo el tutorial que hice sobre degradados. Échale un vistazo ^^


Después, estampé un diseño de una plaquita de BPS, con un clear jelly stamper, o lo que es lo mismo: estampador con la goma transparente. ¡Qué buen invento! Así puedes colocar el diseño exactamente donde lo quieres.



Para terminar el diseño, puse una capa de top coat mate que pedí en BPS. Me ha encantado.

Tenía ya muchas ganas de probarlo. Hace varios años, me compré un esmalte mate de Essence que era una pasada. Quedaba mate mate. Peeeero lo descatalogaron, y tuve que comprar otro de la misma marca, pero era un falso mate. Era satinado. (Yo distingo entre mate, satinado y brillante, que es un top coat normal).

Por lo tanto, ya llevaba tiempo sin uno bueno. Cuando ví este, me hicieron los ojos chiribitas.

El link del pintauñas mate es ESTE.




MI OPINIÓN:

Me ha gustado mucho este esmalte. Es efecto mate de verdad. Con una sola pasada, deja de brillar el esmalte de debajo.

Además, viene bastante cantidad. El pincel es ancho, pero tampoco de esos que cubren la uña entera, con lo cual es ideal. ¡No puedo sacarle quejas!


NOTA: 10/10.





¿Qué os ha parecido? ¿Habéis visto lo genial que es? ¿Tenéis algun esmalte mate como este, o todos tienen apariencia 'satinada'? Comentádmelo abajo ^^



Besotes guapas!


Aunque Born Pretty Store me ha cedido los productos, doy mi opinión sincera.
Aquí tenéis el código de descuento, por si lo queréis utilizar.






viernes, 9 de junio de 2017

GLEQUINS o ESCAMAS.

¡Hola chicas!


Hoy os voy a enseñar un nail art sencillo y extra brillante. 


La verdad que es la misma técnica que he usado en manicuras como ESTA o ESTA.  De verdad ques estoy enamorada de las que os acabo de mencionar. No sabría con cual quedarme de esas dos.


Y ahora os voy a enseñar la que he hecho ahora. Esta vez en tono morado:




Increíble el brillo que tiene, ¿eh? Lo malo es que en las fotos es un poco difícil captarlo.

Para hacer esta manicura he usado dos capas de morado en todas las uñas, aunque en las 2 que he seleccionado para poner los glequins, o rombos, solo puse una.

Además, puse en las uñas lisas una capa de "Daddy's girl", de Sinful colors. Es un esmalte morado poco cubriente, que tiene micro flakies que brillan en naranja-dorado-verde.




Para las uñas decoradas, usé unos rombitos y los pegué uno a uno. Parece una locura pero para nada se tarda tanto. Eso sí, recomiendo hacer esta manicura con mucha luz solar, para saber por dónde vas.
En las manicuras que os he enseñado al principio, la base es transparente. También lo podéis hacer así pero quería probar de otra forma.

Para pegar los rombos, se pone una capita de esmalte transparente y se van pegando. Es posible que a mitad uña, necesites volver a poner esmalte para que peguen.




Primero se ponen los rombos en la parte de la cutícula. La punta tiene que apoyar en la raya donde acaba la base morada. Pon la primera fila completa. Después, entre los rombos colocados, ponemos otra fila. Y así hasta arriba.

Para rematar la parte de arriba, yo puse los rombos enteros y los corté posteriormente con las tijeras siguiente el borde de la uña.
Para rematar la parte de abajo, corté con las tijeras 2 rombos por la mitad, y los coloqué.

¡¡No os olvidéis de una buena capa de top coat!!




¿Qué os ha parecido, chicas? ¿Habéis hecho alguna manicura así o no tenéis tanta paciencia? :P Comentádmelo abajo ^^



Besotes guapas.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...